Entrega 2-5 Días • Envío Gratis Compra Superior a 55 €
Iniciar Sesión
¿Has olvidado tu contraseña?
Registrarse

Tus datos personales se utilizarán para procesar tu pedido, mejorar tu experiencia en esta web, gestionar el acceso a tu cuenta y otros propósitos descritos en nuestra política de privacidad.

He leído y acepto la Política de Privacidad. Declaro que estoy de acuerdo con los Términos y Condiciones.
Acepto recibir promociones y ofertas.
¿Quieres irte ya?

Los datos que has introducido hasta ahora no se han guardado.

Mi Carrito(0)

Código promocional

Subtotal
0€
Envío
Envío gratuito
Total (Impuestos, en su caso, incluidos)
0€
Tramitar Pedido

Termoterapia

Una gama de material para termoterapia, bolsas de frío, geles de calor, cremas de masajes, bolsas térmicas, spray frío, fisiocrem, biofreez, parafinas y más.

Mostrando los 15 resultados

  • Banda para terapia frio-calor de 15 cm x 60 cm Elastogel
    145,20
  • Bolsa de frío instantáneo de 15 cm x 24 cm Articare Cold Instant caja de 24 uds
    36,01
  • Bolsa de gel frío-calor de 15 cm x 26 cm Rapid Relief
    3,75
  • Bolsa de gel para frío-calor de 14 cm x 24 cm Dispogel caja de 25 uds
    64,97
  • Bolsa frío instantáneo
    19,67
    Seleccionar opciones
  • Bolsa frío reutilizable dispogel 5,5 cm x 12 cm
    0,94
  • Bolsa frío-calor Rapid Relief 10 cm x 15 cm
    2,42
  • Bolsa frío-calor Rapid Relief 30 cm x 26 cm
    9,08
  • Bolsa térmica Actimove Physiopack 16 cm x 26 cm
    7,99
  • Crema de masaje d. Roca 1 L
    42,88
  • Crema masaje efecto calor Mebaline
    12,44
    Seleccionar opciones
  • Cryo Therm Fast, bolsa de calor instantáneo 14 cm x 18 cm
    1,21
  • Cryos Spray Frio 400 ml
    8,28
  • Fisiocrem 250 ml
    43,27
  • Gel efecto frio de 120 ml Biofreeze
    19,24

¿Qué es la termoterapia?

La termoterapia es una técnica de tratamiento que utiliza la aplicación de calor o frío en el cuerpo para aliviar el dolor, reducir la inflamación y mejorar la circulación sanguínea. La aplicación de calor o frío se puede realizar de diferentes maneras, como mediante compresas calientes o frías, bolsas de hielo, paquetes de gel, baños de agua caliente o fría, entre otros.

En la termoterapia, la aplicación de calor aumenta la circulación sanguínea en el área tratada, lo que ayuda a reducir la inflamación y mejorar la recuperación de lesiones y dolor muscular. Por otro lado, la aplicación de frío ayuda a disminuir la inflamación y reduce la transmisión de señales nerviosas, lo que ayuda a reducir la sensación de dolor.

La termoterapia se utiliza comúnmente en la medicina física y rehabilitación, para el tratamiento de lesiones musculares, articulares y para reducir el dolor en pacientes con enfermedades crónicas como la artritis. También puede ser utilizada en combinación con otros tratamientos médicos para aliviar los síntomas de enfermedades como la fibromialgia, la esclerosis múltiple y el síndrome del túnel carpiano.

Es importante destacar que la termoterapia debe ser utilizada bajo supervisión médica y siguiendo las recomendaciones específicas para cada caso, ya que una aplicación inadecuada o en exceso puede causar lesiones o empeorar los síntomas.

¿Para qué sirve la termoterapia?

La termoterapia se utiliza para tratar una variedad de dolencias y condiciones médicas. A continuación se describen algunas de las aplicaciones más comunes de la termoterapia:

Alivio del dolor: la aplicación de calor o frío puede ayudar a aliviar el dolor de diversas condiciones, como dolores musculares y articulares, lesiones deportivas, dolor menstrual y dolor de cabeza.

Reducción de la inflamación: la termoterapia puede ayudar a reducir la inflamación en áreas afectadas por lesiones, inflamación crónica, artritis y otras enfermedades inflamatorias.

Mejora de la circulación sanguínea: el calor puede mejorar la circulación sanguínea en el cuerpo, lo que puede ayudar a acelerar la curación de lesiones y mejorar la función de los músculos y las articulaciones.

Reducción del estrés y la ansiedad: la aplicación de calor puede ayudar a reducir el estrés y la ansiedad, y mejorar el estado de ánimo general.

Mejora de la calidad del sueño: la termoterapia antes de dormir puede ayudar a mejorar la calidad del sueño, ya que el calor relaja los músculos y reduce el estrés.

Es importante destacar que la termoterapia debe ser utilizada bajo supervisión médica y siguiendo las recomendaciones específicas para cada caso, ya que una aplicación inadecuada o en exceso puede causar lesiones o empeorar los síntomas.

¿Cuáles son los tipos de termoterapia?

Existen varios tipos de termoterapia, cada uno con sus propias características y beneficios. A continuación se describen los principales tipos de termoterapia:

Compresas calientes: las compresas calientes se aplican en áreas afectadas para aliviar dolores musculares y articulares, calmar espasmos musculares y reducir la inflamación. Las compresas calientes pueden ser sumergidas en agua caliente o calentadas en un microondas o en un horno.

Bolsas de hielo o paquetes de gel frío: las bolsas de hielo o los paquetes de gel frío se utilizan para reducir la inflamación, aliviar el dolor y prevenir la hinchazón en áreas afectadas por lesiones. Estos tipos de compresas son especialmente útiles para lesiones agudas, como esguinces y torceduras.

Baños de contraste: los baños de contraste alternan la aplicación de agua caliente y fría en áreas afectadas. Este tipo de termoterapia ayuda a mejorar la circulación sanguínea y reducir la inflamación.

Saunas: las saunas son habitaciones calientes que elevan la temperatura del cuerpo. El calor seco de la sauna se utiliza para mejorar la circulación sanguínea, relajar los músculos y reducir el estrés.

Lámparas de infrarrojos: las lámparas de infrarrojos emiten calor infrarrojo, que se absorbe en los tejidos del cuerpo para aliviar el dolor muscular y articular, mejorar la circulación sanguínea y reducir la inflamación.

Es importante destacar que la elección del tipo de termoterapia depende de la afección que se está tratando y de las necesidades del paciente, y siempre se debe utilizar bajo supervisión médica y siguiendo las recomendaciones específicas para cada caso.

¿Qué materiales se usan en la termoterapia?

En la termoterapia se utilizan diversos materiales para aplicar calor o frío en el cuerpo. A continuación se describen los materiales más comunes utilizados en la termoterapia:

Compresas calientes: las compresas calientes se pueden hacer con diferentes materiales, como toallas, paños, almohadillas térmicas eléctricas o bolsas de semillas que se calientan en el microondas.

Bolsas de hielo o paquetes de gel frío: las bolsas de hielo se pueden hacer con bolsas de plástico con cierre hermético llenas de hielo picado o cubos de hielo. Los paquetes de gel frío son compresas que contienen un gel que se enfría en el congelador.

Baños de contraste: los baños de contraste se pueden hacer en casa utilizando dos contenedores grandes de agua, uno con agua caliente y otro con agua fría.

Saunas: las saunas pueden ser de diferentes tipos, como saunas de infrarrojos, saunas de vapor o saunas secas. Estas pueden estar hechas de madera, vidrio o plástico.

Lámparas de infrarrojos: las lámparas de infrarrojos son dispositivos que emiten calor infrarrojo. Están disponibles en diferentes tamaños y formas, y pueden ser portátiles o montadas en una pared.

Es importante destacar que la elección del material adecuado depende del tipo de termoterapia que se va a realizar y de las necesidades del paciente, y siempre se debe utilizar bajo supervisión médica y siguiendo las recomendaciones específicas para cada caso.

Empresa

Botiquin Sans, S.L.
B64550247
Licencia Sanitaria: 5949-PS
Pol. Ind. La Bruguera
C/ Conca de Barberà, 9
08211 Castellar del V. (Barcelona)

Teléfono

Botiquín Sans Central: 
937 26 73 77

Blog
Ayuda

© Botiquin Sans, S.L. Todos los derechos reservados. Design by IndianWebs

Abrir chat
¿Necesitas ayuda?
Hola,

En Botiquin Sans estamos para ayudarte en tu compra.